Incluso es recomendado por el Comité Olímpico Ruso

En un mundo tan cambiante y altamente competitivo, el cansancio y la disminución de la capacidad de trabajo es un problema que afecta al grueso de la población. aunque no hay soluciones únicas para estos problemas, han surgido nuevas farmacoterapias cuyos resultados ya son reconocidos a nivel mundial. Así es que la farmacología moderna nos brinda la oportunidad de usar medicamentos como el malato de citrulina (Stimol) que van directamente a la raíz del problema. Recientes investigaciones han demostrado que el malato de citrulina es altamente eficaz para el fortalecimiento de la capacidad de trabajo general y específica.

Incluso el Comité Olímpico Ruso envió recientemente una carta, fechada el 23 de Junio de 1999, a todas las organizaciones deportivas de ese país mencionando el resultado de las investigaciones realizadas por dicho organismo sobre el uso del malato de citrulina (Stimol) para ayudar a incrementar la capacidad física y reducir el cansancio de los atletas de alto rendimiento. Según el Director del Comité Ruso de entrenamiento para las Olimpiadas del año 2000, A.I. Kolesov, "Las investigaciones sobre el entrenamiento intensivo y la capacidad competitiva han demostrado que el malato de citrulina es altamente eficaz para el fortalecimiento de la capacidad de trabajo general y específica y para optimizar la condición funcional de los atletas". Este convencimiento ha motivado al Comité Olímpico Ruso a recomendar el uso de este producto durante el entrenamiento intensivo y en los deportes competitivos de alto rendimiento.

Fatiga

Los investigadores que estudian la expresión biológica de los estados de fatiga muestran especial atención por dos productos salidos del metabolismo energético: el lactato y el amonio. La acumulación del lactato en el sector plasmático indica que un potencial metabólico oxidativo ha sido sobrepasado por la demanda energética. Mientras que el amonio, que aparece en la circulación durante la actividad muscular, proviene en gran parte de la desanimación de la adenosina monofosfato (AMP).

Este proceso es indispensable para el buen desarrollo de la resíntesis de ATP a partir de dos ADP por la vía del adelinato kinasa (ciclo de las purinasnucleótidas). Todo obstáculo a las vías de resíntesis de la ATP ocasiona una actividad acrecentada de la vía del adenilato kinasa y se manifiesta como una hiperamoniemia de esfuerzo. Este hiporamoniemia es entonces el signo de una alteración del metabolismo muscular, condición frecuentemente asociada a los estados de fatiga.

Amonio

De acuerdo al Prof. Vanuxem, el amonio, a la vez testigo y actor, constituye un factor de fatiga. Su acumulación intracelular va a estimular la glicolísis, bloqueando al mismo tiempo la utlización aerobia del piruvato como también su reciclaje hacia la neoglucogénesis. Una parte del amonio plasmático es eliminada por los riñones, otra parte es utilizada en las reacciones de aminación.

Sin embargo, la principal vía de eliminación reside en la ureosíntesis realizada por los hepatocitos. Todo factor tendente a aumentar el débito del ciclo de la ureogénesis contribuirá entonces a reducir la importancia de los estados de fatiga con la hiperamoniemia de esfuerzo.



Terapias

Frente a ello el tratamiento con orientación metabólica abarcará dos puntos. El primero, la administración de sustancias capaces de comportarse como vehículos metabólicos entre citoplasmas y mitocondria, como el malato, permite superar el bloqueo de la vía oxidativa debido al amonio, y limitar la acumulación de ácido láctico reorientándolo a la glucogénesis. De otro lado, la prescripción de intermediarios del ciclo de la úrea acelera la rotación y facilita así la eliminación del amonio.

La utilización de la citrulina está basada en este mecanismo. Su elección ha sido dictada por el hecho de que presenta una excelente absorción digestiva, lo que permite alcanzar concentraciones plasmáticas óptimas. Se ha demostrado en estudios doble ciego que el aporte exógeno de citrulina permite reducir la hiperamoniemia de esfuerzo, particularmente durante la fase de recuperación.

El uso de este tratamiento debe ser acompañado por medidas de orden dietético, que incluye una limitación de la toma de alimentos generadores de hiperamoniemia (proteínas), y un aporte de elementos minerales cuando su carencia hubiera sido constatada, como frecuentemente ocurre con el magnesio.

Stimol


La presentación del malato de citrulina (Stimol) es en sobre bebibles. Este producto reactiva la energía en estados de astenia física; período de convalescencia (post-infección, post-cirugía), tercera edad, diabetes, sobresfuerzo deportivo, embarazo, estrés (intenso ritmo de vida, excesiva carga de trabajo) y menopausia.

Cada sobre de 10ml. contiene solución al 50% de malato de citrulina 2g, excipiente c.s.p. 1 sobre. El malato de citrulina es una mezcla de ácido málico y citrulina. Por la acción de ácido málico, Stimol interviene en el ciclo de Krebs asegurando una hidrogenación, fuente de energía. Por la citrulina (aminoácido natural) también interviene en el ciclo de detoxicación (ciclo de eliminación).

La combinación equimolecular del ácido málico citrulina hacen del Stimol un producto antiasténico con una triple acción: defatigante, detoxicante muscular y detoxicante hepático comprobado en clínica humana. No se han reportado interacciones medicamentosas, contraindicaciones, ni advertencias. Como reacciones adversas se han observado algunos casos de gastralgias pasajeras al inicio del tratamiento.